REVENUE MANAGEMENT, MARCA Y PRECIO ¿ALGO MÁS?

EnglishFrenchGermanSpanish


El precio en ocasiones se considera de forma aislada del
resto de las acciones de marketing de la empresa. Pero sin duda  el precio es el elemento de marketing con mayor impacto en la mente del consumidor y consecuentemente en sus decisiones de
compra. Por lo tanto,  una buena gestión
de precios se traduce en mayores ingresos y beneficios para cada empresa o por
el contrario en pérdidas, si la gestión responde a una estrategia errática,  sin rumbo y sin un criterio sólido y
razonado.

La práctica de precios tradicional parte de la noción
económica clásica que el volumen de demanda de un producto disminuirá a medida
que aumenten los precios. Esto se puede aplicar a muchas estratégicas de
comercialización. 
Sin embargo un marketing de marca eficaz puede ofrecer a los
consumidores razones de peso para que el precio no sea el facto básico o fundamental
de la compra. Estas son algunas de ellas: 
Transparencia de
tarifas
: No crees tarifas complicadas, tus tarifas deben ser tan claras
como el agua. Simples, sencillas, fáciles de ser comprendidas por el clientes,
explicando en todo momento las ventajas que ofrecen.
Experiencia de
Cliente:
También conocida como Experiencia de Compra o Customer Experience,
es una de las más potentes armas de añadir valor a la compra de un producto y
se consigue cuando la compra de un producto o servicio se transforma en una
experiencia sensorial memorable.  Apple
es un buen ejemplo. Sus productos no son baratos, pero han conseguido crear una
experiencia de marca única en sus flagship store, y en su página web.
Atención al cliente:
De nada sirve un producto o servicio si no cumple la función que el cliente
espera de él. Por ello, la atención en el proceso de venta es un factor de gran
importancia: información adecuada y adaptada, asesoramiento orientado al
cliente, proceso de cobro rápido, tiempos de espera razonables, claridad en la
información que se ofrece,  por citar
sólo unos ejemplos. Entra en una tienda Apple y solicita comprar un producto a
uno de los miembros de atención al público, comprarás lo sencillo que es, que
puedes preguntar todas tus dudas y tendrás una respuesta, que te informarán de
todas las utilidades del producto…
Garantizar el
producto o servicio:
La garantía de satisfacción sin duda puede ser más
valiosa para el cliente que un pequeño porcentaje de ahorro en el precio. No
dejes de garantizar y comunicar a tus clientes de la garantía de tus productos
y servicios.
Facilidades de pago:
Cualquier tipo de facilidad de pago multiplicará las posibilidades de venta, al
solucionar problemas puntuales de liquidez del cliente.

Después de la  venta:
Cuando un cliente ha comprado un servicio o producto no ha terminado su
experiencia de compra. No lo dejes escapar fidelizalo. Haz que ame tu marca 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.